Implantes

El implante dental, es un producto sanitario destinado a ser el sustituto artificial de la raíz de un diente perdido. Habitualmente tiene forma roscada y está fabricado con materiales biocompatibles que no producen reacción de rechazo y permiten su unión al hueso. La superficie del implante puede presentar diferentes texturas y recubrimientos, utilizadas habitualmente para aumentar su adhesión al hueso.

Al reponer los dientes perdidos por medio de implantes se conserva mayor cantidad de hueso alveolar ya que este se reabsorbe al no recibir ningún tipo de estímulo.

En lugar de utilizar prótesis removibles o usar los dientes adyacentes como soporte tal es como sucede con el uso de los puentes, los implantes dentales son sustitutos a largo plazo que el cirujano oral coloca quirúrgicamente en los huesos maxilares, lo cual nos ayuda a mejorar nuestra dentadura, dándonos un diente artificial que se ve estéticamente muy bien y que cumple con todas las funciones masticatorias que necesitamos como si se tratase de un diente natural.

Son una excelente opción a largo plazo para restaurar los dientes dañados, uno de los beneficios es que nos da una bonita sonrisa y sin mal aliento. De hecho, el desarrollo y el uso de los implantes dentales se considera uno de los mayores avances en la odontología en los últimos 40 años. Los implantes dentales están elaborados de titanio y otros materiales que se integran naturalmente con la estructura osea del cuerpo humano. El implante es una base que se coloca quirúrgicamente en el maxilar superior o inferior, donde funciona como un ancla sólida para sostener la corona o prótesis y así remplazar el diente que se ha perdido.

Es importante saber que los implantes dentales son muy exitosos y casi siempre mejoran considerablemente la salud de la persona que los adquiere ya que estos no se deterioran y son para toda la vida. De tal manera que si usted tiene algún problema con alguno de sus dientes o a perdido uno de ellos, la recomendación es visitar la clínica dental y preguntar sobre los implantes, con lo cual el dentista le indicara si usted realmente los necesita y así usted iniciará el procedimiento de la colocación de los implantes dentales.

Las estadísticas muestran que el 69% de los adultos entre 35 y 44 han perdido al menos un diente permanente ya sea sufriendo algún accidente, enfermedad de las encías, un tratamiento de conducto fallado o caries. Además, ya llegando a los 74 años, el 26% de los adultos han perdido todos sus dientes permanentes.

Recurrir a utilizar los implantes es una muy buena solución, recomendada por muchos odontólogos, debido a que estos proporcionan resultados satisfactorios a muy largo plazo casi sin ninguna complicación, de tal manera que usted puede disfrutar de todas sus ventajas durante muchos años.

Algunas ventajas de los implantes dentales:

  • - Sensación de naturalidad
  • - Dentadura más saludable
  • - Mejor estética dental
  • - Indoloros(no se siente dolor)
  • - Sonrisa agradable
  • - Función masticatoria sin problemas

Cirugía mínimamente invasiva

En casos en los que la cantidad y calidad ósea es favorable, la colocación de implantes puede ser realizada recurriendo a una técnica de cirugía mínimamente invasiva.

Se trata de un procedimiento quirúrgico que requiere gran experiencia por parte del cirujano, pues es necesario abrir un pequeño orificio en la encía en el que se introducen los implantes dentales. Es una técnica sencilla y rápida, sin necesidad de suturas, y que proporciona al paciente un pos-operatorio muy confortable, haciendo imperceptible la cirugía realizada.